Kross lleva la cultura cervecera a Borderío

Krossbar Borderío abrirá sus puertas este 29 de octubre, después de un par de jornadas especiales para fans de la marca, en uno de los polos gastronómicos más importantes de la capital.

El nuevo Krossbar cuenta con cuatro ambientes, entre ellos una terraza de 90 m2(aprox) en el segundo piso llamada “BeerRooftop”,con una amplia barra con 12 salidas de shops conectadas directamente a una cámara de frío ubicada en el primer piso. Esta tecnología permite mantener las cervezas a 0° Celsius. 

Además, en el primer nivel (240 m2) se ubica un amplio salón principal, una terraza y una cocina que estará semi abierta para que los comensales puedan observar cómo se preparan los platos en el local. 

“Para nosotros es una gran apuesta. Siempre estamos escuchando a nuestro público, y algunos fans nos pedían un local en esta zona de la ciudad. Ellos son quienes nos permiten seguir creciendo”, señaló José Tomás Infante, cofundador de Kross.

A partir del 29 de octubre Krossbar Borderío estará abierto a todo el público. Su horario de atención será de lunes a miércoles desde 12:30 a 01:00; jueves a sábado 12:30 a 02:00 HRS y los domingos de 12:30 a 16:00.

En 2016 la cervecería artesanal chilena Kross, fundada por José Tomas Infante y Asbjorn Gerlach, amplió su giro, construyendo, junto al empresario gastronómico Jérôme Reynes, uno de los primeros espacios de Santiago enfocado en la cerveza. Hoy, dos años después de este primer Krossbar y ad portas de cumplir 15 años, sumaron un nuevo hito a su historia de crecimiento y éxito.

Sobre Kross

Cervecería Kross fabrica y comercializa cerveza artesanal desde 2003, en base a las recetas del maestro cervecero alemán residente en Chile, Asbjorn Gerlach. A la fecha, Kross es la microcervecería más premiada en Chile. Se caracteriza por una constante innovación que hace que, al margen de sus cervezas de línea o permanentes, saquen anualmente varias Series Experimentales con sabores o procesos diferentes. La marca cuenta con dos bares de Santiago bajo el nombre de Krossbar y su planta de producción está ubicada en Curacaví.